Cómo liberar espacio en los juzgados.

Cómo liberar espacio en los juzgados.

liberar espacio expedientes y documentación de los juzgados

La falta de espacio en los juzgados se ha convertido en un serio problema a causa de la enorme cantidad de viejos expedientes judiciales, y ha sido la Junta de Andalucía la primera en dar el paso para liberar espacio en juzgados y tribunales, teniendo como objetivo la destrucción de más de 900.000 expedientes antiguos. Si tenemos en cuenta la enorme magnitud de los archivos de toda España, no hay duda de que se trata de una iniciativa para acabar con la saturación de los juzgados y la que no tardarán en sumarse el resto de comunidades del país.

La gestión documental en los juzgados

Hay que tener en cuenta que la gestión documental es un asunto muy serio al que se le debe prestar la atención adecuada. Conseguir recuperar espacio para almacenar nuevos expedientes se convierte en el principal objetivo, pero igualmente con la destrucción de documentos judiciales se logra agilizar las gestiones. Deshacerse de documentos que únicamente acumulan polvo ayuda enormemente a la localización de aquellos expedientes realmente importantes, además de ser un paso fundamental en la futura digitalización de los juzgados para lograr una mejor gestión documental.

Destrucción de documentos judiciales

Pero para destruir aquellos documentos judiciales que no tienen valor se debe atender a una serie de criterios de selección. Uno de los principales, al tratarse de expedientes de gran antigüedad, es su valor judicial e histórico. Para ello se debe tener en cuenta la importancia de dichos documentos a nivel histórico, con casos destacados o especiales por su aportación a nivel jurídico. Por otro lado se atiende también a lo casos de gran relevancia en los aspectos sociales, políticos, económicos y culturales de cada época.

Una gestión documental a nivel jurídico puesta al día supone una mejora en la cantidad y calidad de los servicios que se pueden prestar al ciudadano. Pero además, la destrucción de documentos judiciales sin valor funciona como un perfecto punto de arranque para una correcta clasificación de los nuevos documentos que se generan.