El Archivo General de Simancas.

El Archivo General de Simancas.

sala-lectura-archivo-general-Simancas

(c) Ministerio de Educación, Cultura y Deporte

La gestión documental y custodia de documentos no son actividades recientes y exclusivas del mundo moderno. Ya en el año 1540 la Corona de Castilla fundo el primer archivo oficial donde velaron por la conservación y custodia de variados documentos.

Dos siglos antes la Corona de Aragón había hecho lo propio con su archivo real, que inicialmente estuvo localizado en el Monasterio de Sijena aunque finalmente ha quedado emplazado en dos sedes distintas. En el Palacio Real Mayor de Barcelona o Palacio del Lloctinent, se celebran los actos protocolarios, cursos y exposiciones y en una nueva sede en la calle de los Almogávares de Barcelona se encuentra el espacio destinado a la investigación y custodia de documentos.

La custodia documental en la época medieval

Pero centrémonos en el archivo de la Corona de Castilla. Para su emplazamiento se eligió una vieja fortaleza árabe reconstruida en el siglo XV y que los Reyes Católicos reclamaron y convirtieron en prisión de Estado. La citada edificación se encontraba en tierras vallisoletanas. Concretamente en la localidad de Simancas  lugar donde tuvo lugar una violenta batalla entre árabes y cristianos cuya balanza se inclino finalmente  por los estos últimos. Aún tendrían que pasar varias décadas para que el castillo de Simancas se tornara en un elemento de vital importancia en el articulado burocrático de la Corona de Castilla.

Desde el primer momento el castillo de Simancas como Archivo General de la corona fue el punto de apoyo del buen gobierno dado que era en el castillo donde se hallaban custodiados todos los documentos que legitimaban el mandato del rey.

Conoce Simancas

Para los profanos de la archivística y la gestión documental Simancas tiene otros atractivos que la hacen merecedora de una visita. A pocos kilómetros de Valladolid, con el puente de medieval cruzando de orilla a orilla el rio Pisuerga el visitante puede disfrutar en los distintos enclaves de arquitectura civil y bienes de interés cultural de una jornada de vacaciones. También podemos hablar de sus gentes, costumbres y gastronomía pero quizás la mejor opción es llegar a Simancas y disfrutar de una jornada en la atractiva localidad vallisoletana.

Visita al Archivo General de Simancas

Si nos ceñimos al lugar donde sucesivos monarcas reformaron y adaptaron para guardar y custodiar los más importantes documentos de Estado, el castillo de Simancas, es merecedor de una visita  tanto por el exterior como por el interior del reciento amurallado. Sin embargo al ser una institución cultural donde se desarrollan tareas de conservación y catalogación de documentos, además de trabajos de investigación, a partir de sus extensos fondos organizados en una treintena de secciones, es fácil entender que las visitas al Archivo General de Simancas deben de realizarse previa petición. A pesar de ello son variadas las actividades que se realizan por el AGS de manera que se den a conocer la riqueza documental que albergan sus instalaciones.

“Un archivo es un arsenal de conocimiento frente a la manipulación de la historia.”
Eduardo Pedruelo Martín,
director del Archivo General de Simancas.

Otra alternativa es, de manera virtual, conocer las principales dependencias del Archivo General de Simancas a través de los extensos recorridos fotográficos y las panorámicas de 360 grados que se pone a disposición del visitante de su página web.

El verano es tiempo de descansar y disfrutar de aquellas actividades que más nos satisfacen. Alimentar nuestra curiosidad y conocer cómo y donde comenzó la tarea de identificar, guardar y custodiar documentación en Castilla es una alternativa al ocio durante las vacaciones. En Logisman somos expertos en gestión documental quizás por eso nos gustaría que visitarais el Archivo General de Simancas. ¿Qué os parece la idea?