El Gobierno de La Rioja pone en marcha un plan para reubicar 84.300 procedimientos judiciales y despejar pasillos, suelos y salas ahora atestadas de documentos.

documentos sobre una mesa

Los expedientes invaden todos los rincones de los despachos de los Juzgados de La Rioja pero esto es una situación que pretende erradicarse en 3 meses según un plan de choque que se llevará a cabo en las sedes de Logroño, Calahorra y Haro.

Este plan pretende reubicar más de 10.000 cajas con cerca de 85.000 expedientes que actualmente se amontonan sobre mesas, en los pasillos y por los rincones. El tratamiento no será igual para todos los archivos, una parte de estos quedarán en las dependencias judiciales (los datados desde 2008 a 2010) se trasladaran a los archivos situados en los sótanos y otros al archivo histórico provincial (anteriores al año 2000).

Esto es una medida puesta en marcha para mejorar día a día el funcionamiento de los juzgados, por la que los documentos ya están siendo transportados y posteriormente se llevará a cabo su digitalización.

Los legajos serán revisados por el “tribunal” de expurgo, tras su reubicación, para decidir si se procede a su destrucción o por el contrario se conservan.