La Gamba de Oro se quema. ¿Cómo evitar la pérdida de documentos en hostelería? .

Esta semana nos hemos despertado con la noticia de un nuevo incendio en Zaragoza, concretamente en un establecimiento hostelero  muy conocido en la ciudad. La causa del desastre, parece ser que ha sido un cortocircuito el que ha originado el fuego y ha destruido parte de las instalaciones y el almacén.

incendio-archivo

En el sector de la hostelería, el almacén no solamente aguarda bebida sino que en muchos casos, se acaba convirtiendo también en almacén de custodia de documentos puesto que las estancias destinadas a oficinas suelen tener pocos metros.

Es en los almacenes donde se acumulan por tanto, años y años de facturas de proveedores, certificados, documentación de sanidad y seguridad social, cintas de cajas registradoras…etc.

¿Y qué  ocurre ahora con todas esta información reducida a cenizas? Pues que además del problema que el fuego ha originado en la estructura y el mobiliario, ahora nos enfrentamos también a la problemática de reconstruir años y años de información contable.

Logisman, viene ofreciendo desde hace unos años, una importante solución para empresas del sector hostelero. Independientemente del tamaño de los bares, restaurantes, discotecas, o cualquier tipo de establecimiento de hostelería, Logisman aporta soluciones a medida por unos precios muy significativos adaptados al volumen de documentos que generan año tras año estos establecimientos.

Resulta muy interesante, poder externalizar toda la custodia de documentos,  y evitar así males mayores en caso de posibles incendios, inundaciones o robos. Es un servicio práctico y económico que asegura que el hostelero tenga que preocuparse solo de la gestión de su negocio y no del estado de sus documentos.