Reabierto el archivo de la catedral de Santa María de la Huerta de Tarazona doce años después de su inauguración.

Documentos del Archivo de la catedral de TarazonaEl archivo de la catedral de Santa María de la Huerta de Tarazona fue remodelado e inaugurado hace 12 años, con el patrocinio del Plan de Catedrales del BBV, la Conferencia Episcopal Española y la Diputación de Zaragoza entre 1998 y 2000, pero hasta hace poco sus puertas continuaban cerradas al público.

Esto ha sido así porque fue la primera parte de la catedral en ser restaurada, por lo que tuvo que cerrar mientras se restauraba el resto de la catedral y ahora que han terminado las obras, toda la documentación que posee va a ser accesible de nuevo.

Más de 2.000 libros y documentos se encuentran dentro de sus puertas, entre los que destacan fondos manuscritos e impresos de música (polifonía clásica), escrita en grandes libros de atril, correspondiente a los siglos XVI y XVII y  partituras manuales e impresas de música barroca desde el siglo XVII hasta la época actual.

Además del archivo como tal, también cuenta con una biblioteca, dónde pueden encontrarse gran cantidad de libros desde la aparición de la imprenta hasta el año 1500 (de teología, ciencia o filosofía), algunos impresos con tipos móviles incluso, 168 manuscritos, 254 incunables y textos de los judíos expulsados de Tarazona en el siglo XV.

Otros documentos que destacan entre esta gran cantidad de documentación histórica son las bulas con el sello papal de numerosos pontífices, pues la correspondencia con Roma y la Santa Sede era habitual en la Diócesis de Tarazona, al ser una de las más antiguas de España.

El archivo pretende en un futuro próximo realizar la digitalización de los documentos, proyecto en el que colaborará la Diputación de Zaragoza, para que los documentos no sufran cuando sean consultados, pues se encuentra entre los más importantes de España (y hasta de Europa) por la colección de partituras que custodia.

El responsable del archivo, el canónigo Miguel Antonio Franco, opina que sería necesario restaurar los volúmenes custodiados en el archivo de forma paulatina y vería positivo que se organicen presentaciones o congresos en torno al archivo y lo que atesora con la presencia de expertos en la materia.

Opinamos lo mismo al respecto, pues son documentos históricos de gran interés, pero hasta que así sea, por lo menos sabemos que de momento el archivo abrirá sus puertas dos días a la semana, los martes y jueves, entre las cuatro y siete de la tarde.

Fuente: La catedral de Tarazona reabre su archivo